dilluns, 22 d’agost de 2011

BIBLIOTECA MUNICIPAL DE Y...

Annie Ernaux és una escriptora francesa que m’agrada força i de qui he llegit algunes novel·les, com ara “Pura pasión” i també “El lugar”.

En aquesta última, narrada en primera persona i que té molt d’autobiografia, la protagonista explica la primera (i única) visita que va fer de petita amb el seu pare a la biblioteca del poble on vivia (es tracta d’una petita localitat de la regió del Seine-Maritime, de la qual no s’esmenta el nom, sinó només la lletra inicial, la Y):

“Buscamos la puerta de la biblioteca municipal. Nunca habíamos ido. Para mí era un acontecimiento. No se oía ningún ruido detrás de la puerta. Sin embargo, mi padre la empujó. Reinaba el silencio, más aún que en la iglesia, el parquet crujía y, sobre todo, había aquel olor extraño, antiguo. Dos hombres nos miraban acercarnos desde un mostrador muy alto que interceptaba el paso a las estanterías. Mi padre dejó que preguntara: “Queríamos pedir libros en préstamo”. Uno de los hombres respondió enseguida: “¿Qué libros querrán?”. En casa no habíamos pensado que hiciera falta saber por adelantado lo que querías, ser capaz de citar títulos como quien cita marcas de galletas. Eligieron por nosotros, Colomba para mí, y una novela fácil de Maupassat para mi padre. No volvimos a la biblioteca. Fue mi madre la que tuvo que devolver los libros, seguramente con retraso”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada